Nacionales

Tras peregrinar por hospitales, pacientes COVID esperan horas por un lugar

0

Mientras continúan las aglomeraciones y no se respetan las medidas mínimas del semáforo rojo, miles de familias viven un calvario porque no pueden encontrar lugar en los hospitales para que atiendan a sus enfermos, así la situación en el Valle de México.

Te recomendamos: Muere paciente COVID que, por gravedad y saturación hospitalaria, era atendido en un sillón

“Nosotros pasamos por cuatro hospitales, antes de llegar aquí a La Raza, y la verdad fue muy complicado y desesperante el proceso de, pues de encontrar”, comentó Fernanda Ugarte, familiar de paciente COVID.

Fernanda cuenta que ella y sus padres enfermaron hace días de COVID-19, de ellos, sólo fue la madre quien requirió de hospitalización urgente tras no mejorar con los cuidados en casa, en la alcaldía Iztacalco. Pasaron todo un día buscando un espacio en el hospital, fue en La Raza del IMSS, donde alcanzaron un lugar.

“En el Siglo XXI nos rechazaron, en el hospital de Nutrición igual, solo le tomaron sus signos vitales y la sacaron. Otro hospital, en un triage, ahí sí no nos recibieron, ahí sí nada”, agregó Fernanda.

La mujer esperó por una cama en el área de urgencias, mientras otras familias también solicitaban un espacio.

“Los doctores nos dijeron que necesita ser intubada, pero ella no quiere, entonces estamos respetando su decisión”, finalizó Ugarte.

Karina, por su parte, vino desde la colonia María Esther Zuno, en la zona de Tlalpan, hasta la raza, dice que su esposo es derechohabiente del IMSS, pero eso no evitó que la búsqueda se complicara,

“Allá, en la Clínica 7 nos dijeron que no hay camas, fue bastante complicado llegar hasta acá. Hay mucha gente pidiendo ayuda, mucha gente rogando que le den la atención que necesita, es lo que se ve”, dijo Karina Guerrero, esposa de paciente COVID.

A tres kilómetros de ahí, el Hospital Juárez no es la excepción: las camas están ocupadas, a José Guadalupe le brindaron una camilla donde esperará a que se desocupe un lugar en las próximas horas. Su hijo Jorge cuenta que intentaron que se recuperara en casa, en Ecatepec, pero gastaron más de 70 mil pesos sumando equipo respiratorio, medicamentos y consultas.

“La máquina que hace oxígeno, nos costó 35 mil pesos. Apenas hace unos tres días fue cuando empezó su oxigenación a descender demasiado, ahí fue el debacle totalmente. Es una desesperación muy grande. Nos comunicábamos al 911 para solicitar el apoyo, lo único que hacen es que te dan números de hospitales, marcas a los números, nadie te contesta”, informó Jorge Ruíz, familiar de paciente COVID.

Con información de Guillermo Rivera y Fernando Guillén

DMGS

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up